Contáctanos: 5546 8746
Síguenos en:
Fecha:

Como veo, doy. El país entero en campaña política electoral. Por: Jorge Luis Galicia Palacios Destacado

01 Abr 2024
30 veces
Como veo, doy. El país entero en campaña política electoral. Por: Jorge Luis Galicia Palacios Imagen tomada de: https://twitter.com/Claudiashein
  • El país entero en campaña política electoral
  • La civilidad depende de todos los participantes

En toda competencia siempre hay una señal de inicio para que todos los participantes salgan a ganar o buscar buenos resultados, por ejemplo, en la carrera de caballos, al tiempo del sonido de un disparo, se oye en altavoz el animoso grito de "aaarraannncaann" y desde la zona de salida el jinete pone su mirada en la meta cómo único objetivo.

En el box la señal es una campanada; en el futbol un silbatazo y en los maratones un disparo de pistola, pero en cada competencia hay un periodo de preparación o entrenamiento, donde competidores, árbitros y hasta el público, cada quien, en su área de interés, se involucran en las estrategias a seguir y conocer las reglas del juego o actividad a desarrollar, y así como ese tipo de competencias deportivas en el escenario social hay una de tipo político.

A que nos referimos, al proceso electoral 2024, donde, por cierto, los candidatos y candidatas que compiten en el ámbito federal y estatal ya llevan varios días en campaña, como son los casos para la presidencia de la república, la renovación del Congreso Federal (128 senadores y 500 diputados), así como para gobernadores en Chiapas, Guanajuato, Jalisco, Morelos, Puebla, Tabasco, Veracruz, Yucatán y la jefatura de Gobierno de la Ciudad de México. En total, en la jornada del 2 de junio próximo, los ciudadanos elegirán más de 20 mil cargos en 31 entidades del país, incluyendo la figura presidencial. 

Así, no obstante que en la percepción de la ciudadanía se asegura que el proceso para las elecciones de 2024 inició mucho antes de cualquier señal reglamentaria, es de precisar que, de conformidad con el calendario establecido por el Instituto Electoral de la Ciudad de México (IECM), para el caso de alcaldías, diputaciones locales y concejales, fue hasta ayer domingo cuando formalmente se les dio el banderazo de salida y/o arranque para el inicio de las respectivas campañas políticas, con una duración de 60 días

En ese contexto, con datos del IECM, ayer iniciaron campañas políticas, de manera pasiva o activa, dos mil 329 candidatos o candidatas, que se suman a las campañas iniciadas desde hace un mes por la y los aspirantes a la Jefatura de Gobierno: Clara Brugada, Santiago Taboada y Salomón Chertorivski, respectivamente.

Es de recordar que, para la Ciudad de México, la competencia gira en torno a 287 cargos: Una Jefatura de Gobierno; 16 alcaldías; 33 diputaciones de mayoría relativa; 32 diputaciones de representación proporcional; una diputación migrante; y 204 concejalías.

LAS CARTAS HABLAN. - En el caso de la silla del águila, quien la ocupe se convertirá en el presidente de la república número 66 de la historia política del país y el actual dejará el cargo dos meses antes de cumplir el sexenio, debido a que en la reforma política de 2014 el legislativo estableció que el cambio de bando presidencial se realizará el primer día de octubre de 2024 y no hasta el 1 de diciembre como ocurrió en sexenios anteriores. En dicha reforma también se adelantó que la jornada electoral se realizara el primer domingo de junio y no en julio como era antes, normativa última que ya se puso en práctica en jornadas anteriores.

Dado que la competencia real se ha centrado en la participación de las representantes de las alianzas políticas encabezadas por Claudia Sheinbaum Pardo y Bertha Xóchitl Gálvez Ruiz, es de adelantar que la jornada será un hito en la historia nacional porque se da por hecho que por primera vez el país tendrá una mujer presidenta.

VA MI RESTO.- Con las campañas por las alcaldías y diputaciones locales iniciadas el día de ayer, hoy podemos decir que todo el país está en campaña y es un hecho que la participación de la ciudadanía, solos o a través de los partidos políticos, está muy activa, por lo que ahora solo se espera que todos los participantes, llámense partidos políticos, candidatos, árbitros o electores, todos en su conjunto, seamos corresponsables para que las campañas iniciadas concluyan en una jornada electoral, competida, sí, pero también muy civilizada, solo así estaremos ciertos de que la bandera de la democracia sigue vigente en nuestro país, y hasta ahí porque como veo doy.

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Valora este artículo
(0 votos)

El apunte del director

  • Marzo 2024
    EL AUTOGOLPE DE ESTADO DE AMLO.

    Durante 172 veces el presidente López Obrador se ha referido al golpe de Estado y la más reciente fue el 12 de este mes en donde advirtió que en el Poder Judicial se gestaba un golpe de Estado técnico que en la realidad oculta las aviesas intenciones presidenciales de anular las elecciones en caso de que su candidata presidencial pierda la elección.
    Las alarmas están prendidas en Palacio Nacional porque se comienza a esbozar la posibilidad real de que gane Xóchitl Gálvez la presidencia de la República y ante ello se busca pulsar todos los escenarios posibles para evitar entregar la banda presidencial, incluso con la declaración del Jefe del Ejecutivo Federal en el sentido de que se prepara un golpe de Estado.
    Lo que en realidad podría pasar es la declaración de un estado de excepción ante el nivel de violencia y polarización social que se desencadenaría ante un eventual conflicto post electoral y con ello, se buscaría cancelar la elección presidencial.
    De una cosa estamos seguros, López Obrador no entregará el poder aunque pierda en las urnas Claudia Sheinbaum, por ello, desde hace varios años se instrumenta toda una estrategia integral para cooptar los organismos electorales, la Fiscalía General de la República, las fuerzas armadas, la CNDH y al poder legislativo, para, eventualmente, y si el caso lo amerita, impedir por todas las vías que ocurra la alternancia en el poder.
    A este andamiaje electoral al servicio del totalitarismo le faltó engranar o someter al Poder Judicial y ello representa una gran barrera para instaurar el obradorato y por ello se enfilan todas las baterías contra ese poder. 
    El presidente cuestionó si sus adversarios están apostando a un fraude electoral o a un golpe de Estado técnico desde el Poder Judicial para lograr la nulidad de la elección.
    La perversidad abona el campo para acusar a los opositores sobre un posible conflicto post electoral, cuando en realidad desde el Estado se hará todo, absolutamente todo, para evitar a toda costa la alternancia en el poder.
    Si alguien se ha caracterizado a formar grupos de choque disruptivos que se infiltran en las marchas para desencadenar el caos y la violencia, es precisamente los que ahora están en Morena y en posiciones de poder que durante años hicieron de las manifestaciones su modus vivendi y no dude estimado lector, que esos grupos estén alistándose ante la posibilidad real de que sean llamados a la acción para justificar la declaración de estado de excepción.
    El artículo 29 de la Constitución Federal establece la suspensión o restricción del ejercicio de derechos y garantías en los casos de invasión, perturbación grave de la paz pública u otro que ponga a la sociedad en grave peligro o conflicto.
    Faltan poco más de dos meses para que se lleven a cabo las elecciones más concurridas de la historia y en este lapso, seguirá el presidente fungiendo como jefe de campaña del oficialismo, sin importarle que con ello transgrede el orden constitucional.
    Desde la oposición alertan sobre el paroxismo presidencial que se evidencia al inventar la posibilidad de un fraude por parte de la oposición en las elecciones por la presidencia,
    Verónica Juárez Piña, candidata a Senadora por la Coalición Fuerza y Corazón por México advirtió que López Obrador está iracundo al ver que, a pesar de que está poniendo todo el peso y los recursos del Estado para favorecer a Sheinbaum, su candidatura no avanza. Más que un mensaje para la oposición, López Obrador está reprochando a la candidata morenista su incapacidad para sacarle provecho a esta ilegal campaña”
    “De hecho, el presidente está adelantando que, ante la posibilidad del triunfo de Xóchilt, no entregará el poder, pero se topará con pared ya que las y los ciudadanos abarrotarán las urnas y defenderán sus votos a nuestro favor”, aclaró.
    “Es una estrategia ya conocida de López Obrador. No admite derrotas. No respeta las instituciones y cuando pierde, arrebata. La cuestión es que ahora, con el enorme poder que le da el cargo, si no respeta la voluntad en las urnas de las y los mexicanos, atentaría contra la democracia y pondría en riesgo la gobernabilidad del país”.
    Diremos que las campañas políticas corren por dos vías; la institucional y por el plan B del presidente que implica necesariamente el desconocimiento total de los resultados en caso de que la candidata de Morena, PT y PVEM resulte derrotada.