Contáctanos: 5546 8746
Síguenos en:
Fecha:

Lo destacado

El partido que fundó el presidente está a la vuelta de la esquina de la elección de su próximo liderazgo, lo que desata luchas internas que pueden socavarlo, e incluso hacer que pierda el respaldo de López Obrador.

Además, adelantó que la sala de juntas en la que realiza actividades será nombrada 'David Cabrera y los olvidados', esto en un honor a un periodista.

El titular de la dependencia dio a conocer su decisión en su cuenta de Twitter, donde publicó una carta explicando sus motivos.

El mandatario dijo que las protestas de los miembros de esa corporación demuestran lo importante que era la creación de la Guardia Nacional.

El presidente rechazó la comparación con el exmandatario priista al hablar sobre el ahorro que será generado por la aplicación de la Ley de Austeridad.

El presidente de México afirmó, durante su primer informe de actividades, que a siete meses de haber iniciado el Gobierno se siente optimista, y que en este año quedarán construidas las bases para la transformación política del país.

Desde 2013, López Obrador identificó al entonces director de Pemex del gobierno de Enrique Peña Nieto como una de las figuras más corruptas de esa administración.

El presidente envió su pésame a los familiares y amigos de los cinco elementos de la Secretaría de Marina que viajaban en la aeronave.

El mandatario dijo que en los casi seis meses de su administración ha encontrado obstáculos, 'pero no son importantes'.

El director Germán Martínez presentó su renuncia este martes como director general del IMSS.

El apunte del director

  • Marzo 2024
    EL AUTOGOLPE DE ESTADO DE AMLO.

    Durante 172 veces el presidente López Obrador se ha referido al golpe de Estado y la más reciente fue el 12 de este mes en donde advirtió que en el Poder Judicial se gestaba un golpe de Estado técnico que en la realidad oculta las aviesas intenciones presidenciales de anular las elecciones en caso de que su candidata presidencial pierda la elección.
    Las alarmas están prendidas en Palacio Nacional porque se comienza a esbozar la posibilidad real de que gane Xóchitl Gálvez la presidencia de la República y ante ello se busca pulsar todos los escenarios posibles para evitar entregar la banda presidencial, incluso con la declaración del Jefe del Ejecutivo Federal en el sentido de que se prepara un golpe de Estado.
    Lo que en realidad podría pasar es la declaración de un estado de excepción ante el nivel de violencia y polarización social que se desencadenaría ante un eventual conflicto post electoral y con ello, se buscaría cancelar la elección presidencial.
    De una cosa estamos seguros, López Obrador no entregará el poder aunque pierda en las urnas Claudia Sheinbaum, por ello, desde hace varios años se instrumenta toda una estrategia integral para cooptar los organismos electorales, la Fiscalía General de la República, las fuerzas armadas, la CNDH y al poder legislativo, para, eventualmente, y si el caso lo amerita, impedir por todas las vías que ocurra la alternancia en el poder.
    A este andamiaje electoral al servicio del totalitarismo le faltó engranar o someter al Poder Judicial y ello representa una gran barrera para instaurar el obradorato y por ello se enfilan todas las baterías contra ese poder. 
    El presidente cuestionó si sus adversarios están apostando a un fraude electoral o a un golpe de Estado técnico desde el Poder Judicial para lograr la nulidad de la elección.
    La perversidad abona el campo para acusar a los opositores sobre un posible conflicto post electoral, cuando en realidad desde el Estado se hará todo, absolutamente todo, para evitar a toda costa la alternancia en el poder.
    Si alguien se ha caracterizado a formar grupos de choque disruptivos que se infiltran en las marchas para desencadenar el caos y la violencia, es precisamente los que ahora están en Morena y en posiciones de poder que durante años hicieron de las manifestaciones su modus vivendi y no dude estimado lector, que esos grupos estén alistándose ante la posibilidad real de que sean llamados a la acción para justificar la declaración de estado de excepción.
    El artículo 29 de la Constitución Federal establece la suspensión o restricción del ejercicio de derechos y garantías en los casos de invasión, perturbación grave de la paz pública u otro que ponga a la sociedad en grave peligro o conflicto.
    Faltan poco más de dos meses para que se lleven a cabo las elecciones más concurridas de la historia y en este lapso, seguirá el presidente fungiendo como jefe de campaña del oficialismo, sin importarle que con ello transgrede el orden constitucional.
    Desde la oposición alertan sobre el paroxismo presidencial que se evidencia al inventar la posibilidad de un fraude por parte de la oposición en las elecciones por la presidencia,
    Verónica Juárez Piña, candidata a Senadora por la Coalición Fuerza y Corazón por México advirtió que López Obrador está iracundo al ver que, a pesar de que está poniendo todo el peso y los recursos del Estado para favorecer a Sheinbaum, su candidatura no avanza. Más que un mensaje para la oposición, López Obrador está reprochando a la candidata morenista su incapacidad para sacarle provecho a esta ilegal campaña”
    “De hecho, el presidente está adelantando que, ante la posibilidad del triunfo de Xóchilt, no entregará el poder, pero se topará con pared ya que las y los ciudadanos abarrotarán las urnas y defenderán sus votos a nuestro favor”, aclaró.
    “Es una estrategia ya conocida de López Obrador. No admite derrotas. No respeta las instituciones y cuando pierde, arrebata. La cuestión es que ahora, con el enorme poder que le da el cargo, si no respeta la voluntad en las urnas de las y los mexicanos, atentaría contra la democracia y pondría en riesgo la gobernabilidad del país”.
    Diremos que las campañas políticas corren por dos vías; la institucional y por el plan B del presidente que implica necesariamente el desconocimiento total de los resultados en caso de que la candidata de Morena, PT y PVEM resulte derrotada.