Contáctanos: 5546 8746
Síguenos en:
Fecha:

Estas son las 6 playas sucias que debes evitar en Semana Santa

26 Mar 2024
50 veces
Estas son las 6 playas sucias que debes evitar en Semana Santa Imagen tomada de: https://twitter.com
  • Días antes del inicio de Semana Santa, la Cofepris informó cuáles son las playas más sucias del país, que no están aptas para vacacionar

 

¿Aún no sabes a qué playa ir esta Semana Santa? En México hay cientos de opciones; sin embargo, hay algunas que están señaladas por la mala calidad del agua y la materia fecal que contienen.

 

El último estudio de la Comisión Federal de la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris) señala que hay al menos seis playas en México que tienen alto contenido de la bacteria Enterococcus faecalis, misma que provoca infecciones bacterianas, endocarditis e infecciones en la piel, de acuerdo con el portal Manual MSD para profesionales de la salud.

 

El análisis incluye la revisión de 289 playas, de las cuales 283 son aptas para el uso recreativo, mientras que las otras seis están encima de los parámetros de los 200 enterococos por 100 mililitros de agua, según lo establecido por la Organización Mundial de la Salud (OMS).

 

Las seis playas ‘sucias’ se encuentran en dos estados: Baja California y Guerrero.

 

Si bien la Cofepris dijo que ya dio instrucciones para tomar medidas inmediatas de saneamiento de las playas y alcanzar niveles óptimos, quedaron señaladas como no aptas para el uso recreativo a pocos días de Semana Santa.

 

Estas son las seis playas que contienen alto contenido de materia fecal:

Rosarito, Baja California.

Rosarito I, Baja California.

Tijuana, Baja California.

Tijuana I, Baja California.

Tlacopanocha, en Acapulco, Guerrero.

Carabalí, en Acapulco, Guerrero.

El estudio de Cofepris contempló el análisis de 2 mil 238 muestras de agua de 289 playas de mayor afluencia del país en 17 estados.

 

Además, la dependencia lanzó la invitación a la ciudadanía a mantener limpias las playas durante su visita en Semana Santa, así como reportar cualquier anomalía del agua en los Comités de Agua que hay en diferentes sitios turísticos del país o en las páginas de internet de Cofepris y Semarnat.

 

Con información de: El Financiero

Valora este artículo
(0 votos)

El apunte del director

  • Marzo 2024
    EL AUTOGOLPE DE ESTADO DE AMLO.

    Durante 172 veces el presidente López Obrador se ha referido al golpe de Estado y la más reciente fue el 12 de este mes en donde advirtió que en el Poder Judicial se gestaba un golpe de Estado técnico que en la realidad oculta las aviesas intenciones presidenciales de anular las elecciones en caso de que su candidata presidencial pierda la elección.
    Las alarmas están prendidas en Palacio Nacional porque se comienza a esbozar la posibilidad real de que gane Xóchitl Gálvez la presidencia de la República y ante ello se busca pulsar todos los escenarios posibles para evitar entregar la banda presidencial, incluso con la declaración del Jefe del Ejecutivo Federal en el sentido de que se prepara un golpe de Estado.
    Lo que en realidad podría pasar es la declaración de un estado de excepción ante el nivel de violencia y polarización social que se desencadenaría ante un eventual conflicto post electoral y con ello, se buscaría cancelar la elección presidencial.
    De una cosa estamos seguros, López Obrador no entregará el poder aunque pierda en las urnas Claudia Sheinbaum, por ello, desde hace varios años se instrumenta toda una estrategia integral para cooptar los organismos electorales, la Fiscalía General de la República, las fuerzas armadas, la CNDH y al poder legislativo, para, eventualmente, y si el caso lo amerita, impedir por todas las vías que ocurra la alternancia en el poder.
    A este andamiaje electoral al servicio del totalitarismo le faltó engranar o someter al Poder Judicial y ello representa una gran barrera para instaurar el obradorato y por ello se enfilan todas las baterías contra ese poder. 
    El presidente cuestionó si sus adversarios están apostando a un fraude electoral o a un golpe de Estado técnico desde el Poder Judicial para lograr la nulidad de la elección.
    La perversidad abona el campo para acusar a los opositores sobre un posible conflicto post electoral, cuando en realidad desde el Estado se hará todo, absolutamente todo, para evitar a toda costa la alternancia en el poder.
    Si alguien se ha caracterizado a formar grupos de choque disruptivos que se infiltran en las marchas para desencadenar el caos y la violencia, es precisamente los que ahora están en Morena y en posiciones de poder que durante años hicieron de las manifestaciones su modus vivendi y no dude estimado lector, que esos grupos estén alistándose ante la posibilidad real de que sean llamados a la acción para justificar la declaración de estado de excepción.
    El artículo 29 de la Constitución Federal establece la suspensión o restricción del ejercicio de derechos y garantías en los casos de invasión, perturbación grave de la paz pública u otro que ponga a la sociedad en grave peligro o conflicto.
    Faltan poco más de dos meses para que se lleven a cabo las elecciones más concurridas de la historia y en este lapso, seguirá el presidente fungiendo como jefe de campaña del oficialismo, sin importarle que con ello transgrede el orden constitucional.
    Desde la oposición alertan sobre el paroxismo presidencial que se evidencia al inventar la posibilidad de un fraude por parte de la oposición en las elecciones por la presidencia,
    Verónica Juárez Piña, candidata a Senadora por la Coalición Fuerza y Corazón por México advirtió que López Obrador está iracundo al ver que, a pesar de que está poniendo todo el peso y los recursos del Estado para favorecer a Sheinbaum, su candidatura no avanza. Más que un mensaje para la oposición, López Obrador está reprochando a la candidata morenista su incapacidad para sacarle provecho a esta ilegal campaña”
    “De hecho, el presidente está adelantando que, ante la posibilidad del triunfo de Xóchilt, no entregará el poder, pero se topará con pared ya que las y los ciudadanos abarrotarán las urnas y defenderán sus votos a nuestro favor”, aclaró.
    “Es una estrategia ya conocida de López Obrador. No admite derrotas. No respeta las instituciones y cuando pierde, arrebata. La cuestión es que ahora, con el enorme poder que le da el cargo, si no respeta la voluntad en las urnas de las y los mexicanos, atentaría contra la democracia y pondría en riesgo la gobernabilidad del país”.
    Diremos que las campañas políticas corren por dos vías; la institucional y por el plan B del presidente que implica necesariamente el desconocimiento total de los resultados en caso de que la candidata de Morena, PT y PVEM resulte derrotada.